Aquí te abro las puertas de mi casa para escucharte. Siéntete libre de expresar tus sentimientos. Te leo.

Rosa Mondaray
Me pasé los tres meses de verano preguntando a Rosa por sus clases de la mañana. Había buscado en internet profes de danza oriental y cuando vi su foto, sólo su foto, supe que tenía que ir a sus clases. Es una persona que transmite todas las cosas buenas que me gusta tener entre las personas que me rodean.
Siempre sonriente y siempre positiva.
Como profe…me encanta!!Cuando estoy en su clase puede que no me salga el movimiento que ella busca, puede que mis vicios sean muchos y me cueste quitarlos,puede que lo que yo hago no se parezca ni de lejos a lo que ella marca, pero siempre hay una palabra de ánimo, un cambiar la forma para que eso salga, o dejarlo un rato y luego retomarlo.
Tengo mucha suerte porque las personas que me rodean todas son encantadoras  y estoy agradecida  porque  Rosa está entre ellas. VICKY.P
Hola Rosa!!!! Quería decirte que estoy encantada con tus clases. Además de ser una bailarina maravillosa, eres una profesora excepcional. Llevo poco tiempo recibiendo tus clases pero he aprendido mucho, gracias a tus correcciones y a tu atención constante. Personalmente quería agradecerte también tu infinita paciencia, lo divertidas que son las clases y el buen.rollo que hay con las compañeras del grupo, que aunque llevan bastante tiempo contigo han hecho que me integre muy rápido y que esté muy a gusto. Muchas gracias. ANA.V
Ver bailar a Rosa transmite tanta sensualidad, alegría y magia que no pude evitar interesarme por sus clases. Y una vez en ellas me di cuenta de que no me equivocaba. Su calidad humana, su sensibilidad, su ilusión, su tremendo conocimiento sobre la música árabe, su exquisita corrección postural, las herramientas de otras disciplinas que introduce en sus clases, el arte que tiene para transmitir emociones a sus alumnas y su público… cada una de esas cosas hace que merezca la pena aprender de ella. Mil gracias por cada pedacito de ti que se ha sumado a mi danza. ÁNGELA G.
El baile me ha dado tanto estos últimos años que no tendré tiempo suficiente para agradecérselo. Y entre las muchas cosas que me ha regalado están las personas que por el habitan. En mi llegada a Madrid conocí a Rosa, con su sonrisa perenne y su energía infinita. Supe desde el primer momento que debía empezar con ella mi aventura en la danza del vientre, primera experiencia con esta danza de música hipnótica y movimientos imposibles. Sabía que no debía desaprovechar la oportunidad de aprender con ella. Derrocha elegancia y sensibilidad en todos sus movimientos, perfectamente dibujados y explicados desde su cuerpo, y poniéndonos ejemplos que nos facilitan la comunicación con el nuestro. Se nota que ama y siente el baile de la misma manera que disfruta enseñando y compartiendo sus conocimientos. Gran profesional encima del escenario y como docente de danza. Siempre en continua formación para seguir aprendiendo y transmitiendo (y eso dice mucho de un profesional).
Sus clases son divertidas y llenas de buenas vibras. Feliz de formar parte de su alumnado y compartir con el resto de bailarinas las clases “mañaneras”. Gracias por tu entrega y por tu danza. Para mi está siendo una experiencia super enriquecedora. MIRIAM L.

Para mí Rosa como profesora es excelente por varios motivos: por ser una gran bailarina, su capacidad para enseñar y por la energía, entusiasmo e interés en que aprendamos.Sus clases son realmente especiales. Tenemos una buena combinación de técnica y baile y nos divertimos !! Con Rosa se aprende a bailar. SUSANA F.

SUSANA F.Farmaceútica

Rosa hace muy amenas y dinámicas las clases de danza oriental y eso me encanta, no te aburres ni un momento, recomiendo sus clases porque es una gran profesional.

FRANCESCA M.Maquilladora

Por decir algunas de las 100 cosas por las que Rosa es digna de confianza: es paciente, empatiza con las alumnas, es responsable, dinámica, motivadora, divertida, le gusta enseñar y porque me hace sentir feliz en sus clases.
Ha logrado hacer un grupo de bailarinas maravilloso y unas clases que suponen un respiro semanal y una vía de escape de la rutina diaria.
Espero seguir con ella muchos años mas.

Julia R.Profesora

Gracias a Rosa he recuperado las ganas de bailar. Es una increíble docente con una metodología clara que hace que todo lo difícil se convierta en fácil.

M. DOLORES G.JUBILADA