All Posts By

rmondaray

Bailar desde quienes somos

La aceptación de uno mismo es de lo más complejo por lo que puede pasar el ser humano. Año tras año, vamos cambiado. Los cambios físicos son los más complejos de asimilar, pueden llegar hacer que todo cambie a un grado increíble. Si el baile nos gusta… ¿por qué dejarlo? podemos buscar clases que sean compatibles con nuestro cuerpo, que fluyan dentro de nosotros, y que nos acompañen las siguiente etapa del camino. Prácticamente muchas de las danzas tienen dos vertientes (como hobby y como profesión) y dentro de esta varios niveles. Todo es buscar cuál es nuestro lugar, siempre desde la aceptación.

En mi caso desde que llevo dando clases he tenido alumnas muy diferentes entre ellas, en edades, gustos y estilos de vida. Algunas empezaron por acompañar a su hija, otras por salud, otras por moverse… pero todas buscaban algo y todas entendieron que se puede, siempre que un acepte su limitación (y la profesora también lo vea). Hay danzas (como la danza del vientre) y clases de movimiento corporal que nos generan sensación y experiencias en el cuerpo divinas y que cubren esa “necesidad corporal” que algunos tenemos.

Que voy a decirte yo! pues que la danza oriental es una de ellas. Una danza histórica, nacida del cuerpo y para la salud del mismo, con múltiples beneficios y que nos cuida nos mima como mujeres y cuerpos maravillosos que tenemos. En mis clases acepto a toda mujer que quiera aprender, trabajamos a nivel emocional y a nivel corporal.  Trabajamos desde el  poco a poco: el cuerpo y los músculos entienden mejor este trabajo sin agresión, se les queda grabado a modo de tatuaje  y es ahí cuando de verdad de efectúa un cambio en el cuerpo. Y trabajamos desde el poco a poco porque tiempo tenemos.

Aquí os dejo un vídeo que va más allá, nos deja otro sabor y otra visión, disfruten!

“El arte de crear Bonsais” Formación en Danza con Sable para Oriental

Mi trabajo de sable como elemento y como terapia.

  1. Como elemento: Forma parte de la formación como bailarina de danza árabe para el trabajo de los equilibrios, suelo, sensualidad y fuerza.
  2. Como terapia: va más allá de un simple movimiento. Es la expresión enmascarada en la estética guerrera. Que permite la liberación de aquello que en otros momentos no podría emulsionar.

Mis talleres trascienden ese mera fase de formación como elemento. Es un punto más allá donde la expericiencia humana es la personalidad, la herramienta es la técnica, el espacio inventado y la música es la banda sonora.

Mi estilo nace de tres premisas la FUERZA, ENERGÍA y SENSUALIDAD. Tres premisas importantes fuera y dentro de la danza.

Tras un tiempo impartiendo con este fondo los talleres de sable he visto en mis alumnas incluso en mi misma un cambio muy fuerte. Sus danzas han crecido ha cobrado fuerza, energía y saben manejar la sensualidad y la concentración.

Os invito a conocer ese mini mundo creado “Las Guerreras” donde sacamos del interior ese alma.

Gracias a mis alumnas que sin ellas esta belleza no sería posible. Aquí os dejo algunas palabras de lo que ellas han sentido otras me las he reservado para mi intimidad:

Vídeo 1: https://www.youtube.com/watch?v=ViJapeR34ZY

Vídeo 2: https://www.youtube.com/watch?v=i0VN9LvLYrQ

Eva Sanchez
“Difícil escribir unas palabras. Tus cursos de sable me hacen sentir fuerte y guerrera sin dejar de ser femenina”

Alejandra Vera
“El sentir que puedo, la fuerza inagotable de mi mente en mis brazos hasta en el final del filo de mi sable y la conexión especial de la vieja guardia; de quienes también he aprendido a ser una guerrera y todo gracias a ti”

Rocío Pérez

“Compañerismo, unidad de grupo, trabajo, esfuerzo, diversión, amistad, confianza en una misma y las demás, ilusión por aprender y demostrar lo aprendido, disciplina, fuerza, coraje, lucha, sensualidad, feminidad”

Andrea Gómez
“He aprendido dosificar la energía en el escenario, me has enseñado el manejo de un elemento el cual estoy enamorada de el, como me dice haz que baile y brille, Tengo ganas de volver a bailarlo Un grupo con muy buena energía…”

Mafalda Columeta
“Es el arte de crear bonsais. Dos palabras Wabi y Sabi. Simplicidad, austeridad natural. Que sólo se consiguen modelando con tiempo y esfuerzo una forma, en nuestro caso el cuerpo”

Idoia Olano
“…a mi me han aportado mucho…Para mi el sable ha sido un descubrimiento, me llamaba mucho pero no había hecho nunca este tipo de danza, me siento muy identificada con la forma de actuar de una guerrera, a mi me hace sentir fuerte y me da alegría…”

MI REFLEXIÓN SOBRE LOS PROFESORES

Porque un PROFESOR enseña muchas cosas más aparte de bailar. Enseña VALORES, enseña a CONVIVIR, enseña a DISFRUTAR, enseña RESPETO hacia el compañero, enseña a QUERERSE, enseña a NO RENDIRSE, enseña unas normas básicas de MORALIDAD que no están escritas, enseña FILOSOFÍA, enseña a no imitar y sacar tu ESENCIA, enseña a CUIDARSE y no sólo físicamente, enseña a COMUNICAR y no sólo con el cuerpo, sino también con la palabra, enseña a RESOLVER conflictos y a QUERER. A ti ALUMNO que te dejas llevar por la primera impresión, por “la oferta” de la vida, por aquello que a priori parece más sencillo y colorido, te recomiendo de CORAZÓN que busques almas que contengan ESENCIAS, porque no sólo vas aprender a danzar sino a SER en el resto de tu VIDA y esto son palabras MAYORES.
Yo a día de hoy lo sigo haciendo

Rosa Mondaray